25 septiembre 2008

Imagen de Alan Garcia

Lo que parecía una segunda oportunidad para el presidente de Perú, Alan García, de redimir su imagen en la historia política peruana, se transformó en una posible segunda caída.

Alan García asumió el gobierno de Perú en 1985, luego de ganar las elecciones generales de aquel año con un gran apoyo por parte del pueblo debido a su juventud, sus dotes de orador y su aparente radicalismo en la defensa del pueblo peruano. Su primera gestión de gobierno se caracterizó por la peor crisis económica en la historia del país con una terrible hiperinflación, por los embates del terrorismo liderado por Sendero Luminoso, por diversos actos de corrupción que involucraban a gente del régimen y por un gran descontento social. Estos hechos provocaron que en 1991 sea temporalmente retirado del Senado, para realizar una investigación sobre las acusaciones. En 1992 producida la crisis constitucional, se exilió en Colombia y Francia ante la persecución realizada por el régimen de Alberto Fujimori contra él.

A la caída del régimen fujimorista, García retornó al país para postularse como presidente en 2001. Sin embargo, fue derrotado por Alejandro Toledo. Pero en las elecciones de 2006 logró triunfar, al derrotar a Ollanta Humala (UPP) en segunda vuelta.

Su segundo gobierno se ha caracterizado por diversas medidas de austeridad, el inicio de grandes proyectos económicos y la reestructuración de las relaciones diplomáticas.

Desde que asumió el gobierno en 2006, Alan García parecía venir en buen camino, pero luego de cumplir 2 años de su mandato, la imagen del presidente sufrió un terrible descenso.

Una encuesta realizada por POSPOT en el 2007, indica que la imagen de García el 16 febrero de ese año, era de un 50 por ciento. A lo largo del año sufrió variaciones, principalmente en descenso, y el 14 de diciembre de 2007, la imagen era del 33 por ciento.

El 18 de enero del 2008, su imagen bajó al 32 por ciento, y el 21 de junio descendió dos puntos más. En cuanto a las regiones, la encuesta del 21 de junio reveló que en Lima, la imagen del presidente era del 39 por ciento, en el Norte del 26 por ciento, en el Centro del 30, en el Sur del 7 y en el Oriente del 11 por ciento.

Otra encuesta realizada por la Compañía Peruana de Investigación (CPI), entre el 26 y 30 de junio del 2008 en la capital peruana y la provincia de Callao (que constituyen ambas un tercio del electorado nacional), indica que la imagen de García cayó de 40.4 por ciento en mayo a un 33,6 por ciento en junio.

El 82,6 por ciento considera que el presidente debería realizar cambios en su gabinete ministerial, sobre todo de Luis Alva Castro (titular del Interior), criticado por algunos excesos para frenar las protestas sociales y por irregularidades en su sector.

Según afirma el CPI, los principales factores del descenso de la popularidad de García se deben al incremento de los precios de alimentos de primera necesidad (44,7 por ciento) y al incumplimiento de sus promesas electorales (13,7), entre otros.

Un ejemplo que manifiesta el deterioro de la popularidad del presidente es la huelga realizada el 9 de julio por La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), convocada a fin de protestar contra las políticas económicas y sociales del gobierno, el alza del costo de vida y el aumento en el precio de los alimentos.

Otras encuestas realizadas por Ipsos APOYO indican que la popularidad de Garcia en julio de este año alcanza un 26 por ciento, descendiendo 4 puntos con respecto a junio. En Lima cuenta con un 30 por ciento de aprobación, mientras que en junio era el 39 por ciento. El sur mostró un ligero aumento (aunque sigue sin favorecerlo), con un apoyo del 11 por ciento, mientras que el mes anterior era del 7 por ciento.

Según estas encuestas, el rechazo al presidente se debe principalmente al aumento de los precios (67 por ciento), mientras que la aprobación hacia García se debe a que "ha mejorado la imagen del Perú en el exterior", la evaluación de los maestros (41 por ciento), la firma de tratados de libre comercio con diversos países (38 por ciento) y la realización de la Cumbre América Latina, el Caribe, Unión Europea (31 por ciento).

Una encuesta realizada por el Instituto de Opinión Publica de la Pontificia Universidad Católica del Perú (18 de julio), coincide con el CPI en cuanto a las causas de la baja aprobación presidencial (30 por ciento), donde un 25 por ciento se debe a la alza del costo de los alimentos, y un 21 por ciento al incumplimiento de sus promesas.

El director del Instituto, Fernando Tuesta Soldevilla, sostuvo que la actual imagen de Alan García se debe a los mensajes contradictorios del Gobierno, ya que la gente no siente el buen momento económico, pero sí percibe el aumento de los precios en la canasta familiar. En un diálogo con el diario El Comercio, comentó que "hay aspectos de la economía, como la inflación, con los cuales la gente es muy sensible, no solamente porque lo siente en el día a día, en la compra de aquellos componentes de su canasta familiar, sino porque están frente a un régimen con el que asocian el recuerdo de una época bastante dramática para el país y el bolsillo de todos los peruanos". Luego agregó que aunque el Poder Ejecutivo ha repetido que al país le va bien, los ciudadanos sienten que les va mal en términos mayoritarios.

Ante el deterioro de su imagen, Alan Garcia precisó que dicha baja es natural debido al alza del precio internacional del petróleo y de algunos alimentos. Comentó que el 50 por ciento de la inflación viene de afuera, afirmando que "el aumento del precio del petróleo desde US$60 hasta US$140 es una bomba atómica para la economía peruana". Del mismo modo, dijo que el incremento del precio de algunos alimentos como el maíz -que ha pasado a costar 350- y el trigo -hasta 550- también ha perjudicado a los productores del Perú.

En el caso del precio interno del petróleo, dijo estar conteniéndolo con el Fondo de Estabilización de los Combustibles, pero que cada vez les está costando más dinero. Y agrego que le preocupa más que cese el crecimiento económico del país, a que su popularidad decaiga.

www.nuevamayoria.com

15 Comments:

Anonymous felipe said...

volviste por fin

25 septiembre, 2008  
Blogger Sebastian Rohan said...

es dificil para cualquier presidente mantener su popularidad,
aunque lo estén haciendo bien.

25 septiembre, 2008  
Blogger Luis Alberto said...

Es extraño lo que ocurre con García, pues Perú está mejor que nunca y el sigue bajando en popularidad,
el pago de "Chile" diríamos.

26 septiembre, 2008  
Blogger Luis Alberto said...

lo viste?

26 septiembre, 2008  
Blogger Rodrigo.dq said...

Coincido con Luchito, pues el nivel económico de Perú no condice con la popularidad de quien lo conduce.
Bueno los cholitos tendrán sus razones.

29 septiembre, 2008  
Blogger Rodrigo.dq said...

que vi?

29 septiembre, 2008  
Blogger magdalena said...

Es dificil mantener una popularidad cuando no se maneja una base politica sólida. No saca nada con hacer las cosas bien si no cuenta con aquello.

02 octubre, 2008  
Anonymous melissa said...

Hola Danielito!!

02 octubre, 2008  
Blogger = / enzo / = said...

Un buen presidente rara vez es popular,
un mal presidente casi siempre es popular.

03 octubre, 2008  
Blogger Mauricio Setti said...

Siempre las segundas partes son malas!!

06 octubre, 2008  
Blogger anibal gutierrez said...

y ahora se va a resentir mas la imagen de García por los escándalos de corrupción que están afectando a su gobierno.
Seguirá cayendo....

09 octubre, 2008  
Blogger Rodrigo.dq said...

como le tiembla el piso a García con el escándalo que vive.....

11 octubre, 2008  
Anonymous Jaime Terra said...

Pobre Garcia, buenas cifras económicas, pero no le perdonan las caídas por corrupción de su gobierno, como parece que acá no pasa nada con lo mismo.

12 octubre, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Cambia el tema

Nicolas

23 octubre, 2008  
Blogger enrique león said...

Es cierto, la popularidad de García no va de la mano con el crecimiento económico que vive el país. Y hasta hace unos días, con los llamados "petroaudios" que muestran la posible corrupción de funcionarios del sector Energía, parecía que iba a tocar fondo. Sin embargo, sus pertinentes medidas, como el cambio de gabinete y el relevo de algunos cuestionados ministros (salud, interior), mostraron lo contrario. Un escándalo sólo acepta extremos: o te hunde definitivamente o exalta en algo tu imagen. Y al parecer con García viene ocurriendo lo segundo, felizmente. Y digo felizmente porque su éxito es el de todos los peruanos, el de la región y el del continente (así como los fracasos de países vecinos como Bolivia o Ecuador, son también nuestros fracasos). Ahora el asunto se viene resolviendo y poco a poco la confianza se viene restableciendo. Se viene la Cumbre del APEC, un TLC con China, la puesta en práctica del TLC con EEUU (cosa que no sabemos si será positiva o negativa), acuerdos comerciales con la UE, Singapur, México, el ya firmado con Canadá, entre otros. Y ojalá que una mayor profundidad en las relaciones culturales y comerciales con Chile (con el que deberíamos hacer causa común y compartir éxitos en vez de acrecentar tontos chauvinismos y rencillas del pasado).

02 noviembre, 2008  

Publicar un comentario

<< Home